Vivimos conectados y siempre queremos más. Necesitamos hablar con otras personas, relacionarnos, buscar nuevos nichos de mercado, oportunidades, parejas… Todo eso nos lo proporciona la mensajería instantánea y pasamos muchas horas con nuestro teléfono móvil abierto para este tipo de operaciones. Los que quieren robar nuestra identidad, utilizar nuestros dispositivos en su beneficio… entienden perfectamente esta necesidad de conexión y es por ello que cada vez recibimos más ataques a través de WhatsApp, Line, Facebook Messenger, Google Hangouts, Skype, WeChat, Telegram, iMessages… Te recomendamos que veas un vídeo de OSI, la Oficina de Seguridad del Internauta, es muy fácil de entender y está lleno de recomendaciones para un buen uso de nuestros teléfonos.